Pollo en escabeche

Receta de Pollo en Escabeche

 

El Pollo en Escabeche es una receta muy rica y saludable, combina el sabor suave y tierno de la carne de las aves, como es la de pollo, con el sabor ácido y aromático de la técnica centenaria de conserva llamada escabeche. El escabeche cuyo origen se le atribuye a la cultura Persa, ha pasado de generación en generación como un método de conservación. Se ha arraigado en la dieta Mediterránea hasta hoy en día llegar a convertirse en un exquisito plato culinario. Originalmente la técnica consistía básicamente en el precocinado de carnes o pescados mediante un caldo de vinagre, aceite frito, vino, laurel y pimienta en grano. Si te apetece conocer nuestra deliciosa receta secreta de Pollo en Escabeche simple y fácil, continua con nosotros, pues podrás aprenderla en tres sencillos pasos y cuando veas el exquisito resultado agradecerás haberte quedado con nosotros. ¡A los fogones!

 

Pollo en escabeche

 

       Pollo en escabeche 20-40 min        Pollo en escabeche 4
  • 1 Pollo de corral troceado
  • 1/2 Vaso de agua
  • 4 Dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • 1 Cebolla
  • Sal
  • 2 Zanahorias
  • Pimienta
  • 1/2 Vaso de vinagre

 

Paso 1

Para comenzar doramos el pollo de corral troceado en una cazuela con el aceite de oliva, lo salpimentamos a gusto y lo dejamos que se vaya cocinando a fuego muy suave.

Paso 2

Mientras tanto, cogemos los 4 dientes de ajo y los cortamos en rodajitas pequeñitas, seguidamente introducimos el ajo cortado al fuego. A continuación, cogemos la cebolla y las zanahorias y las cortamos en juliana, una vez terminado las añadimos también al fuego.

Paso 3

Removemos un poquito y dejamos rehogar para que no se nos quemen las verduras y acto seguido, introducimos el medio vaso de vinagre y el medio vaso de agua. Déjalo cocer todo a fuego lento, hasta reducir una tercera parte. ¡Et voilà! Ya tenemos nuestra suculenta receta de Pollo en Escabeche.

Pollo en escabeche
Un plato tradicional y con fundamento.

El escabeche es un claro ejemplo de que cuando algo está bien hecho, es capaz de permanecer a través del tiempo. Larga tradición se esconde tras esta deliciosa receta, que a su vez, es un plato fácil de preparar y económico. En nuestra receta te ofrecemos la elaboración para consumir caliente, pero se puede hacer a método tradicional y comerlo tras ser enfriado en la nevera, siempre y cuando se deje reposar antes. Incluso, se puede acompañar con unas deliciosas patatas fritas o un poco de arroz hervido, todo depende de tu imaginación o apetito. ¡Un segundo plato irresistible! Y recuerda, si te ha gustado no dudes en compartir en tus redes sociales. Comenta y comparte.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *